top of page

La conversión en la transmisión del toque espiritual


Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

El Masaje Contemplativo Tao Touch es un proceso de purificación y liberación del cuerpo, ya que este tipo de contacto espiritual se acompaña de meditación, estiramientos, yoga, contemplación, diálogo, experiencia transpersonal, etc. Durante este proceso de purificación y liberación se prepara al cuerpo para la infusión del Espíritu. La infusión del Espíritu no es sólo una experiencia espiritual más, sino que se trata de una auténtica transformación que integra el trabajo personal y el regalo divino. La infusión del Espíritu marca un parteaguas espiritual en la persona; un antes y un después.

La palabra conversión es muy sugerente, pues la conversión es un acto de cambio de orientación. Se dice que una persona se convierte cuando su vida cambia de dirección. En la antigüedad la conversión consistía en voltear al sol. Desde un punto de vista espiritual consiste en regresar al sendero de la divinidad. Pero existe un sentido aún más profundo, esa divinidad no es externa, sino que reside en el corazón de la persona, por lo que la conversión consiste en regresar a uno mismo, en cambiar la dirección de nuestra mirada hacia nuestro interior.

La conversión espiritual consiste en “ver adentro” de uno mismo, una forma de “conócete a ti mismo”. El Tao Touch facilita ese proceso de conversión espiritual, ya que dispone al consultante en un contexto donde dirige su mirada hacia dentro, ayudándolo a ver poco a poco más allá de los fenómenos, aprendiendo a ver lo invisible, lo nouménico.

Los místicos griegos hablaban de desarrollar la capacidad de ver con el corazón, para poder contemplar el logoi, la subestructura espiritual de la realidad. Este ejercicio de convertirse a uno mismo, a la divinidad que soy y que habita dentro de mí, conlleva un proceso de transformación, una transfiguración luminosa de purificación que derriba las barreras ilusorias de la realidad. Esta transfiguración permite ver desde el corazón.

El trabajo sobre y desde el corazón es una de las cualidades del Tao Touch, tanto para quién acompaña con la imposición de manos, como para quien recibe el contacto. El trabajo sobre el corazón es muy físico, que va desde la “respiración de corazón”, y llega hasta aspectos más finos y sutiles de la experiencia de la apertura y elevación del corazón: elevar el corazón al Espíritu.

En la transmisión del Toque del Espíritu del Tao Touch, el acompañante debe haber experimentado esta infusión del espíritu que lleva a la conversión, la transformación, la apertura del corazón, la elevación del corazón y finalmente a ver con el corazón. En este sentido la transmisión no solo es cuantitativa, sino la cualidad de la energía que se transmite a través del propio trabajo de quien infunde la experiencia somática del Espíritu.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page