Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Diez recomendaciones para formarte como psicoterapeuta

July 2, 2015

 

Por Miguel Angel Pichardo Reyes

AlterSoma

 

¿Qué hacer después de haber finalizado la licenciatura en Psicología? Si tu interés se ha orientado hacia el ejercicio profesional de la Psicología Clínica y la Psicoterapia, es posible que hayas evaluado la posibilidad de integrarte al campo laboral, ya sea poniendo tu propio consultorio o trabajando como psicoterapeuta en una clínica. Es común observar la desorientación y hasta la frustración que presentan muchas egresadas, y hasta profesionales en ejercicio, al enfrentarse con los pacientes y al campo laboral.

 

Mucha de la desorientación es debido a que no cuentan con un marco teórico, clínico, metodológico y técnico bien integrado para abordar a los pacientes/clientes. Muchas de ellas, al carecer de una formación en psicoterapia, empiezan un recorrido a través de talleres, cursos y diplomados de todo tipo: terapias breves, intervención en crisis, suicidio, coaching, constelaciones familiares, reiki, terapias florales, psicoanálisis, masajes, y hasta terapia angelical u otras.

 

Esta diversidad de técnicas nos habla de la gran desorientación que tienen las recién egresadas de la carrera de psicología, y no solo eso, sino también de la crisis de identidad por la que esta pasando la Psicología Clínica y la Psicoterapia. Pareciera ser que las alumnas no han sido formadas adecuadamente o no han asimilado los principios epistemológicos y metodológicos de la psicología como ciencia. Esto las lleva a tener una grave confusión con respecto a los límites y diferencias con respecto a otras técnicas pseudo-psicológicas.

 

A este respecto no es raro encontrar publicidad de psicólogas egresadas que ofertan sus servicios de psicoterapia de la siguiente manera: “atiendo niños, adolescentes, adultos, depresión, ansiedad, conflictos de pareja”, o “psicoterapeuta con formación en PNL, coaching ontológico, constelaciones familiares, terapia de regresión, hipnosis ericksoniana, thetahealing, respiración holotrópica”.

 

Otras tantas egresadas optan por una formación académica a través de cursar posgrados en Psicología Clínica, las cuales forman especialmente para la investigación y la docencia universitaria, pero poco para el ejercicio profesional.

 

Aquí tienes nuestras diez recomendaciones para formarte como psicoterapeuta:

 

1. Infórmate de las diferentes Escuelas de Psicoterapia. En la actualidad puedes realizar búsquedas por internet sobre escuelas e institutos de psicoterapia, revisando programas de estudios, tiempo, costos, profesores, publicaciones, etc.

 

2. Enfócate en una sola corriente y profundiza en ella. Es mejor enfocarte en una sola corriente y profundizar en ella, este te garantizará un mejor manejo y experiencia de las técnicas, la clínica y la metodología.

 

3. Acude con un psicoterapeuta de esa corriente y experiméntala. No hay mejor forma de conocer una corriente que acudir a psicoterapia con un terapeuta de la corriente que te interese. Experimenta la psicoterapia en tu propia persona!

 

4. Invierte en tu especialización a través de cursos, talleres y diplomados de esa corriente. Parte de la formación consiste en acudir a los cursos, talleres y diplomados, que te permitirán actualizarte o especializarte en alguna técnica o trastorno.

 

5. Evalúa el campo de oportunidades de la psicoterapia. Hay psicoterapia que no son actuales o que en cierta población se encuentra en decadencia. Investiga sobre el campo de oportunidades para el ejercicio profesional.

 

6. Especialízate en el tratamiento de ciertos problemas o trastornos. Los psicoterapeutas generales que atienden de todo es de lo menos profesional. Fórmate como un psicoterapeuta especializado en tratamientos y trastornos muy puntuales.

 

7. Intégrate a grupos de supervisión y control de casos clínicos. Los psicoterapeutas tenemos la mala costumbre de estar en una labor solitaria. Las escuelas e institutos te ofrecen espacios de supervisión y control clínico, que te permiten realizar diagnósticos más precisos y planes de tratamiento más efectivos.

 

8. Infórmate y lee artículos científicos sobre clínica, neuropsicología, etc. La escuela o instituto no te da todo, tu tienes que investigar en revistas indexadas, en suscripciones a publicaciones científicas y en nuevas publicaciones de libros, sobre tu corriente, nuevas técnicas o nuevas hipótesis clínicas.

 

 

 

9. Organízate con otros especialistas que compartan tu corriente. No hay nada peor que articularte con otros psicoterapeutas de corrientes distintas, contrapuestas o de dudosa procedencia.

 

10. Acude a congresos, jornadas y coloquios de actualización profesional. Normalmente los colegios de profesionales en psicoterapia y asociaciones, federaciones o escuelas, organizan congresos de actualización, y son una excelente oportunidad de conocer a otros profesionistas con quienes colaborar.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload