Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Los 3 procesos bioenergéticos de la manada humana

July 17, 2015

 

Por Miguel Angel Pichardo Reyes

AlterSoma

 

La manada humana puede sufrir tres tipos de alteraciones bioenergéticas: desequilibrio energético, desorganización de la conciencia y desorientación existencial. Para tratar estas tres alteraciones se proponen tres procesos en la facilitación de procesos psicocorporales con la manada humana: equilibrar la energía, organizar la conciencia y orientar la energía.

 

1. Equilibrio. El desequilibrio energético se expresa de dos formas; por exceso de energía o por carencia de energía. En cualquiera de los dos casos la facilitación de procesos psicocorporales permite equilibrar la energía. En unos casos consiste en subirla y en otros en bajarla. El equilibro energético se encuentra determinado por la regulación neurobiológica que se genera en nuestro sistema de apego. De esta forma, todo desequilibrio energético es un desequilibrio en el sistema neurobiológico de apego. Así que el equilibrio energético tendrá que atender a las funciones de apego, lo cual se logra ayudando a regular los vínculos a través de la sensibilidad corporal con los criterios de proximidad, movimiento, respiración, movimiento y sensopercepción.

 

2. Organización. La organización de la energía se da a través de la conciencia, y en particular de la función simbólica de la palabra. Tenemos dos posibilidades: una desorganización energética y una rígida organización. La desorganización dispersa la energía, fomentando el derroche energético, desgaste que puede llevar al colapso del organismo. La rigidización organizativa requiere de mucha inversión de energía para mantener los criterios internos y las defensas externas en contra de la alteración del orden. En los dos casos, la organización de la energía supondrá un ejercicio de costura donde se zurce la energía y la palabra, el cuerpo y la conciencia. Organizar la energía consiste en contenerla de forma flexible para su mejor adaptación y funcionamiento. La organización requiere jerarquizar, priorizar y ahorrar energía.

 

 

3. Orientación. El tercer proceso psicocorporal con la manada humana consiste en orientar la energía hacia la realización de tareas o hacia la construcción de la manada: confianza, respeto, comunicación y cooperación. La orientación de la energía es fundamental, puesto que esto también permite al animal humano orientarse con respecto al lugar que ocupa dentro de la manada, proporcionando la sensación de pertenencia, identidad, sentido y utilidad. Consideramos que la orientación de la manada debe enfocarse hacia el placer colectivo y la maduración, sólo así podrá proveer a sus integrantes la aceptación, el sustento, la confianza, la afirmación y la intimidad que necesita para su desarrollo.

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload