Suscríbete para Obtener Actualizaciones

¿Qué es la bioenergética suave?

July 19, 2015

 

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

AlterSoma

 

La bioenergética suave no es una técnica particular de psicoterapia corporal, es más bien una forma de ser psicoterapeuta y de hacer psicoterapia. El concepto fue acuñado por la hija de Wilhelm Reich, la doctora Eva Reich, quién continuo el trabajo de su padre en el campo de la prevención psicosocial con niños y niñas, especialmente los de nacimiento prematuro.

 

El trabajo con recién nacidos llevo a Eva Reich a replantear y adaptar la técnica y la metodología de la Orgonterapia desarrollada por su padre, generando un trabajo suave, respetuoso y sensible con los bebes. Si bien este tipo de metodología suave y noviolenta (sensitiva) se realizo con niños y niñas prematuras, poco a poco se fue evidenciando que se podían aplicar los mismos principios con personas adultas. De esta forma Eva Reich y sus discípulas empezaron a trabajar con la bioenergética suave con personas adultas, pero manteniendo el mismo enfoque que el trabajo con bebes, esto es, ver y tratar la corporalidad del adulto como el cuerpo de un bebe. Esta visión cambia completamente la aproximación al trabajo con el cuerpo.

 

Si hay una “bioenergética suave” es porque también existe una “bioenergética dura”. Aquí cabe realizar varias aclaraciones. El concepto de bioenergética no es exclusivo del Análisis Bioenergético de Alexander Lowen, de hecho este concepto fue utilizado por Freud y posteriormente por Wilhelm Reich. Sería un error creer que sólo existe una metodología bioenergética, muy por el contrario, por lo menos podemos hablar de tres metodologías bioenergéticas: la de Wilhelm Reich a través de su Orgonterapia, la de Alexander Lowen a través de su Análisis Bioenergético, y la de Eva Reich a través de su Bioenergética Suave.

 

Habiendo aclarado esto, podemos reapropiarnos del concepto de bioenergética y podemos hablar de una pluralidad de métodos y técnicas en psicoterapia corporal bioenergética. Cuando hablamos de bioenergética suave y bioenergética dura nos referimos a una forma particular de entender y trabajar sobre la coraza caracteromuscular (concepto propiamente reichiano). Una aproximación “dura” con respecto a la aproximación a la coraza se sustenta en que las rigideces caracteromusculares pueden ser disueltas. Para llevar a cabo esta disolución se provee de técnicas psicocorporales de contacto o sin contacto orientadas a desbloquear y liberar la tensión en los sistemas y segmentos de la coraza. Muchas de estas técnicas pueden llegar a ser abiertamente agresivas (con o sin justificación), intrusivas, catárticas y confrontativas.

 

La bioenergética suave o dulce (en su traducción al italiano), se caracteriza por el respeto irrestricto a las defensas caracteromusculares, aproximándose a ellas desde la empatía y la sensibilidad, desde el silencio y el movimiento suave y acompasado. En este sentido la bioenergética suave es una psicoterapia corporal noviolenta, o para decirlo de una mejor manera, se trata de una psicoterapia corporal sensitiva. Es desde esta sensitividad del terapeuta con respecto al cliente-paciente, que se utilizan técnicas y metodologías  suaves, directivas y autogestivas, sensibles a las necesidades bioenergéticas del cuerpo, facilitando experiencias de contacto profundo con las corrientes neurovegetativas, desbloqueando y metabolizando a través de un trabajo profundo, ya sea con contacto o sin contacto físico.

 

La bioenergética suave viene a cambiar la visión que se ha tenido sobre la psicoterapia corporal, a veces se considerada como una psicoterapia que favorece la catarsis, la histeria, la descarga y la confrontación, muchas veces facilitada a través de “tocar el dolor” para liberarlo. Bajo este pretexto o justificación se recurren a procedimientos invasivos y dolorosos, muchas veces insensibles y poco empáticos.

 

El trabajo de Eva Reich nos permite repensar la labor psicoterapéutica. Considero que la bioenergéica suave de Eva Reich va más allá de una corriente o técnica, y me atrevo a considerar este tipo de bioenergética como una posición ética sensible (sentiente y sensitiva) del terapeuta con respecto a los procesos neurovegetativos del cliente-paciente.

 

Podríamos definir a la Bioenergética Suave como una postura ética con respecto a los procesos neurovegetativos basados en la empatía, el respeto y la sensibilidad, utilizando técnicas y procedimientos no invasivos, suaves y amorosos que faciliten el desbloqueo, la metabolización y la integración de la memoria somatosensorial.

 

La Bioenergética Suave que hemos desarrollado en AlterSoma se basa en la metodología de los siete pasos de la Entrevista Empática, lo cual facilita la aplicación de varios grupos de técnicas, instrumentos y procedimientos suaves y no invasivos, tales como: percusiones, toques, masaje de mariposa, toma de pulso, sonido de cuencos, aceites esenciales, respiración de los cinco diafragmas, focusing, desbloqueo de la respiración, masaje de cabeza, masaje de rostro, entre otros. De esta forma se construye un ambiente terapéutico estimulante sensorialmente y confortable, favoreciendo la asociación placentera con el espacio terapéutico, así como la confianza y la seguridad a través de un vínculo seguro y de procedimientos no invasivos.

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload