Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Curación chamánica y psicoterapia corporal

March 2, 2016

Por Miguel Angel Pichardo Reyes

AlterSoma

 

Desde sus inicios la psicoterapia corporal ha utilizado los estados alterados de conciencia para acceder a la memoria somatosensorial y resolver los conflictos emocionales en el cuerpo. Wilhelm Reich ya hablaba sobre la energía estasiada y la energía libre o extática, así como la vía del éxtasis orgásmico para acceder a la resolución de la neurosis. Posteriormente han sido muchos psicoterapeutas corporales quienes han desarrollado técnicas de inducción de estados alterados de conciencia como la vía regia de acceso a los conflictos del cuerpo.

 

Si entendemos el campo transpersonal como el estudio de los estados no ordinarios de conciencia, podemos circunscribir a la psicoterapia corporal como una psicoterapia transpersonal. El estudio de los estados alterados de conciencia para inhibir los procesos corticales y acceder al inconsciente corporal ha sido una línea de investigación terapéutica para sanar las descompensaciones bioenergéticas de los pacientes.

 

Una sesión individual o de grupo de psicoterapia corporal es muy similar, en muchos aspectos, al ritual de sanación que puede realizar un chamán. En ese ritual se entiende la enfermedad como una afección comunitaria (perspectiva sistémica y psicosocial de la enfermedad), donde el chamán a través de una serie de tecnologías, tales como el sonido, la música, la danza, el humo, etc, acceden a un estado de trance, el cual les permite realizar una interacción corporal y emocional con el paciente, tocándolo, confrontándolo, sacudiéndolo, entre otras maniobras que pueden ir desde una limpia hasta un exorcismo. Durante este procedimiento el paciente se encuentra sugestionado y también accede a un estado de trance, a través del cual puede enfrentarse con sus propios demonios y expulsarlos.

 

La psicoterapia corporal es un exorcismo del cuerpo, dispone de una serie de tecnologías psicocorporales que induce estados alterados de conciencia para que el paciente pueda enfrentarse con sus propios fantasmas y demonios mentales y logre expulsarlos, externalizando y disociándose de sus propios conflictos y traumas, resolviendo en el inconsciente corporal aquello que no ha podido ser metabolizado.

 

Otro aspecto común entre los chamanes y la psicoterapia corporal es su visión energética del mundo y del cuerpo. La vía energética permite entender los conflictos, traumas y duelos como bloqueos energéticos en el cuerpo, los cuales a su vez forman parte de un entramado energético que integra los diferentes biosistemas: familia y comunidad. En este sentido el trabajo terapéutico consiste en transformar la energía ligada a energía extasiada, y resolver biológicamente los conflictos del sistema nervioso por vía sensitiva, metabólica y muscular.

 

Metodología: la vía del éxtasis chamánico

 

En “los exorcismos del cuerpo” empleamos la metodología del viaje chamánico de curación emocional del cuerpo. Son cinco las etapas que se siguen en este proceso psicocorporal a través de un estado de éxtasis chamánico:

 

  1. La preparación del guerrero

  2. El viaje interior de autoconocimiento

  3. La vía purgativa y el descenso a los infiernos

  4. La vía iluminativa del renacimiento

  5. Un nuevo proyecto

 

La preparación del guerrero es una etapa donde se fortalece a la personas, integrándola al grupo y autoafirmándola, pero también preparando su cuerpo a través de una serie de desbloqueos bioenergéticos en el cuerpo emocional. En el viaje interior de autoconocimiento se propone al participante un proceso de autodescubrimiento a través del mapeo del cuerpo y la circunscripción de los traumas, heridas, conflictos y duelos. La vía purgativa y el descenso a los infiernos es la fase propiamente chamánica, pues se realiza en estados alterados de conciencia y se accede de forma vivencial a las memorias emocionales del cuerpo, enfrentando a los fantasmas y demonios es una lucha por la liberación interior. La vía iluminativa permite al participante salir de los infiernos y reconstruirse, es una terapéutica del deseo, un trabajo artesanal de reconstruirse a sí mismo. Y finalmente el nuevo proyecto, que permite regresar a la vida cotidiana pero desde la transfiguración sufrida por el paso de la vía chamánica.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload