Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Sobre la lectura del cuerpo

July 22, 2016

 

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

 

La lectura del cuerpo es una práctica que se encuentra integrada en nuestro sistema neurobiológico de apego, esto es debido a que desde el nacimiento el mamífero humano despliega una serie de mecanismos biológicos de sobrevivencia para establecer un tipo de comunicación no-verbal que le permite expresar sus demandas hacia sus cuidadores, así como poder descodificar la información proveniente del medio externo a través de los gestos, los tonos de voz, la proximidad, el tipo de contacto, entre otros.

 

La lectura del cuerpo forma parte de nuestro legado filogenético y precede evolutivamente al leguaje verbal. El lenguaje verbal es una función de los lóbulos prefrontales, que son los “músculos de la civilización”, siendo la parte del cerebro neo-mamífero mas reciente en evolución, datando de hace aproximadamente entre 40,000 a 80,000 años. Teniendo en cuenta que nuestra especie Homo Sapiens data de aproximadamente 2,4 millones de años, la principal forma de comunicación humana ha sido la corporal.

 

Nuestra especie tiende a procesar la información proveniente de otro humano a través de un procesamiento que tiende a la sobreviviencia, de tal forma que nuestro cerebro reptiliano y nuestro cerebro paleomamífero pueden percibir un sin fin de información a través de una compleja y especializada red de sensoreceptores que se distribuyen por todo el organismo, así como de la amígdala, la cual permite detectar amenazas del medio ambiente. De esta forma podemos decir que la lectura corporal es un programa biológico y evolutivo de sobrevivencia de nuestra especie.

 

Sin embargo este sistema de sobrevivencia se fue especializando de tal forma que no solo podía leer las amenazas que comunicaban otros humanos, sino que también pudo desarrollar formas de evaluación de la comunicación del cuerpo para establecer vínculos, relaciones de cooperación, jerarquías, contacto y cercanía, relaciones sexuales, seguridad y confianza. La lectura corporal se estableció como una práctica cotidiana necesaria para el gregarismo y la vida social en manadas. De esta forma nuestra especie se encentra dotada de mecanismos neurobiológicos y psicobiológicos de codificación y descodificación del leguaje corporal que facilita procesos de discriminación y toma de decisiones.

 

Un ejemplo de lectura corporal consiste en la lectura del rostro, el cual se realiza por reflejo e imitación desde la temprana edad, especialmente a partir del desarrollo y maduración de las neuronas espejo, lo cual posibilita la sobrevivencia del cachorro humano al estimular los centros neurobiológicos de apego y empatía por parte de sus cuidadores. El recién nacido aprenderá de forma muy temprana a descodificar los complejos y diversos gestos del rostro de sus cuidadores que se encuentran acompañados de sonidos, posturas y movimientos corporales.

 

La lectura corporal también se fue especializando a tal punto que los humanos pudieron establecer relaciones de ayuda y cooperación con otros humanos en condiciones de crisis, dolor, enfermedad o peligro a partir de la empatía. Algunos miembros de nuestra especie que lograron desarrollar habilidades de empatía y ayuda aprendieron a leer los signos y los síntomas del dolor, desarrollando capacidades que se incorporaron como sabiduría cultural que formaron la matriz de muchos métodos de medicina tradicional sumamente complejos y sofisticados, tales como la medicina china y la medicina ayurvédica, así como el chamanismo y el curanderismo, estableciéndose con esto formas de medicina orgánica o naturopatía.

 

La medicina moderna también utiliza métodos de lectura corporal de las enfermedades, tales como la auscultación, la palpación, el olfato y la percusión, pero también utiliza la lectura de cuerpo a través de la apariencia, la forma de vestir, el tono de voz, etc. Las formas más sofisticadas de lectura corporal se realizan a través de los análisis clínicos de sangre, las biopsias, o la utilización de potentes aparatos que permite literalmente mapear la actividad del cerebro. De esta forma la tecnología médica para el diagnóstico de las enfermedades es una extensión del uso de los sentidos para leer el estado del cuerpo.

 

En el método de acompañamiento psicocorporal y bioenergético de Biosistemic Process se practica la lectura del cuerpo como una forma de evaluar y ayudar emocionalmente a la persona. El método fue establecido por el Dr. Wilhelm Reich y posteriormente fue desarrollado y profundizado por otros psicoterapeutas corporal neoreichianos que integraron otros medios tradicionales y alternativos de lectura del cuerpo, los cuales van desde el análisis clínico del protoplasma sanguíneo, pasando por la lectura del pulso hasta la evaluación neurovegetativa segmentaria.

 

En la Orgonomía reichiana, en la Bioenergética loweniana, así como en nuestro método Biosistemic Process, contamos con una forma particular de lectura corporal. Nuestra lectura corporal evalúa el estado protoplasmático del organismo, sus manifestaciones bioenergéticas en el comportamiento del cuerpo y los orígenes emocionales en la arqueología biográfica de la persona. A esta lectura la hemos denominado como la lectura e-mocional del cuerpo.

 

Los biones orgónicos se encuentra en el protoplasma celular y recorren de forma dinámica y pulsante todo nuestro organismo a través del bioplasma sanguínio, irrigando y enervando los órganos y sistemas, alimentando y vitalizando el cuerpo para llevar a cabo sus funciones de gestión de la vida. El lenguaje emocional del cuerpo lo encontramos precisamente en el protoplasma a través de un lenguaje binario: la contracción y la expansión. El lenguaje del cuerpo es el lenguaje del movimiento pulsatil que se lleva a cabo en el continuum expansión-contracción. Literalmente cuando hablamos de movimiento hablamos de emoción, pues ésta palabra se compone de “e” que significa hacia fuera, y “moción” que es movimiento: movimiento hacia fuera.

 

La expansión protoplasmática equivale a la e-moción, mientras que la contracción protoplasmática corresponde a la re-moción. Este es el lenguaje de lo viviente que se expresa a través de este continuum, el cual se vera alterado cuando el protoplasma disminuya la pulsación para bloquear el movimiento, ya sea congelándose en la contracción (simpaticotonía) o en la expansión (vagotonía). El estado protoplasmático del organismo definirá el estado emocional del cuerpo: duro o suave, expandido o contraído, dolor o placer.

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload