Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Iniciación a la formación reichiana

December 21, 2016

 

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

Director de AlterSoma

 

 

Nuestra escuela y nuestra formación es fiel a una verdad-acontecimiento que irrumpe en la vida de Wilhelm Reich, quién no solo logra transmitir esa experiencia fundante y original a través del dispositivo analítico y vegetoterapéutico, sino que también se introduce en una investigación sobre esa verdad-acontecimiento para poder articularla en un discurso que conforma un cuerpo teórico que da cuenta de esa verdad. Esa verdad no es un lugar, ni un cuerpo doctrinal, esa verdad tampoco es una cosa, sino eso de lo cual han dado cuenta los místicos y los santos, y que de forma inesperada los físicos también han apuntado. Reich le llamo Energía Orgónica, otros, en otras latitudes espacio-temporales le han llamado Tao, Kundalini, Prana o Chi. Hoy, en nuestra época le hemos denominado Energía del Campo Cuántico, Energía del Vacío Cuántico, Energía del Punto Cero, o simplemente Energía Cósmica.

 

La experiencia acontecimental de esa irrupción viene dada en un encuentro cara-a-cara con la Energía Biorgónica. Anteriormente en el psicoanálisis se le denominaba libido o energía sexual, pero aún formaba parte de la metafísica freudiana. A partir de Reich esa libido será sometida al campo del estudio empírico, esto es, al estudio científico y de laboratorio de la bioenergética. El punto nodal se lleva a cabo en el transcurso de los años 30´s con el descubrimiento en el laboratorio de las vesículas de Energía Orgónica en el protoplasma de las células de la sangre. Las vesículas son la prueba material, empírica y científica de la existencia de la libido, el Ki o Elan Vital. A partir de ese momento las metáforas de la Energía Vital tendrán un respaldo científico, dejando de pertenecer al campo de la metafísica para inaugurar una nueva ciencia y un nuevo paradigma que se ha denominado como el Paradigma Reichiano u Orgonomía Funcional.

 

El encuentro cara-a-cara con esta verdad-acontecimiento cimbra el cuerpo doctrinal de la ciencia, así como de los intereses políticos y económicos de quienes sustentan el status quo. Pues la irrupción de esta verdad-acontecimiento amenaza el edificio cosmológico y antropológico sobre el cual se sustenta el poder social, político, económico, científico y religioso. Una vez descubierta esta verdad la experiencia y la concepción de la vida será completamente distinta, pues se trata de un descubrimiento revolucionario que altera la totalidad del sistema.

 

El discurso articulado en torno a esa verdad-acontecimiento que es la irrupción de la Energía Biorgónica será transmita de forma oral, escrita y vivencial, organizándose en una enseñanza que se transmitirá a través de una Escuela, esto es, una comunidad encargada de preservar, transmitir y transformar esa enseñanza. El cuerpo teórico que se articula en el discurso de la enseñanza se establece como una doctrina que se va transformando y evolucionado. Sin embargo, la doctrina no se encuentra al servicio de su preservación, sino al servicio de la revolución, de la revolución biológica del ser humano y de la trama energética donde se encuentra inscrito.

 

La Escuela también dispone de un espacio de formación donde el sujeto es sometido a diferentes dispositivos de iniciación que les permite incorporar poco a paco la doctrina, la experiencia y la mística de esa verdad-acontecimiento que se actualiza en el organismo de cada sujeto. La formación viene a cubrir la necesidad de trazar rutas de camino y señales que guíen al novicio hacia esa experiencia transformadora para poder ser sujetos de un proyecto revolucionario que se proyecta desde esa verdad fundante hacia el presente y el futuro de nuestras generaciones.

 

La Escuela tiene la misión de transmitir la fidelidad a esa experiencia fundante que supone el encuentro disruptivo con la verdad-acontecimiento de esa energía vital que atraviesa al sujeto, proveyéndolo de la potencia y vitalidad inmanente que pulsa hacia la producción, reproducción y desarrollo de la vida en comunidad. La transmisión de la Escuela es su Tradición, que se vehiculiza a través de su magisterio, su doctrina, sus rituales y sus prácticas que surgen del encuentro con el gran misterio de la Energía Biorgónica.

 

De esta forma, la Escuela es una comunidad reunida alrededor de esa verdad-acontecimiento que se presenta como un misterio pues no es posible atraparlo con las palabras, permaneciendo como una totalidad inabarcable por el pensamiento, y sólo accesible a través de la experiencia sentiente en el propio organismo.

 

De lo anterior resulta fundamental distinguir entre una Escuela como la que hemos mencionado, que se asemeja más a las escuelas filosóficas helenísticas que a las escuelas en su sentido contemporáneo. La escuela no es una academia, tampoco es una universidad. La escuela inaugura un nuevo espacio para la transformación del sujeto desde la sabiduría que se lleva a cabo en la relación entre el maestro y el discípulo. La academia, por el contrario, no interviene sobre la subjetividad deseante del sujeto, más bien trata sobre la enseñanza de teorías, evaluando a través de exámenes la asimilación de contenidos, finalizando con el otorgamiento de un título y un grado académico.

 

De igual forma, la formación es distinto que cualquier grado académico como una especialidad, maestría o doctorado. La formación no es un grado académico y no busca ningún reconocimiento académico, puesto que la formación queda fuera de la academia y se circunscribe a la tradición de la escuela y la comunidad que en torno a ella se organiza.

 

En nuestra Escuela, el proceso inicia con un postulante a la formación, quién podrá ser admitido como novicio después de pasar por un proceso de experimentación y encuentro con su propia energía vital. El ingreso del novicio a la Escuela le permitirá integrarse a una comunidad que se reúne en torno a la experimentación y transmisión de esa verdad-acontecimiento, para ser portadores de una misión que es a la vez terapéutica y revolucionaria.

 

La inscripción del novicio en la Escuela se concretiza en la relación maestro-discípulo, donde el novicio será acompañado y guiado a través de diferentes dispositivos que van conformando el corpus de la experiencia mística del encuentro sentiente con la Energía Biorgónica.

 

El proceso que atraviesa el novicio supone una serie de retos que pone a prueba el talante caracterológico, propiciando un camino de despojo, de sanación y de transformación interna que permita la recuperación de la primera naturaleza, conectándolo con lo más profundo de su núcleo biológico. La disolución de las corazas, la flexibilidad de las defensas, la resolución de las transferencias, la reorganización del deseo objetal, la maduración caracterial, incluyendo la autonomía y la madurez genital, así como toda una serie de indicadores, permite dar cuenta de ese proceso de tranformación/transfiguración que prepara al novicio para ejercer una labor terapéutica y revolucionaria.

 

Los dispositivos de formación se plantean como espacios de acceso al conocimiento teórico, técnico y metodológico, así como en el acceso a un proceso de trabajo individual y grupal sobre el propio inconsciente vegetativo, las pulsiones, la genitalidad y el orgasmo. Todos y cada uno de los dispositivos de formación, ya sean los seminarios, los talleres, el laboratorio, el análisis reichiano y la supervisión de casos, se encuentran orientados de forma específica para dirigir al novicio hacia un proceso de autodescubrimiento y transformación.

 

El objetivo terapéutico de la formación consiste en la labor ética de vivir de acuerdo a la propia naturaleza primal para alcanzar un estado de conexión profunda con la energía de la vida, sanando y ordenando las pulsiones y objetos libidinales de nuestro organismo sentiente, posibilitando que el inconsciente vegetativo fluya hacia estadios más complejos de organización energética de la vida, produciendo autonomía, autorregulación y madurez.

 

Desde este objetivo se puede observar como el novicio es desnudado y tocado en las fibras energético-emocionales más sensibles, llevándolo hacia un proceso de cura caracteroanalítica que tiene como foco de atención el desbloqueo de la excitación psicogenital que atraviesa al organismo en los diferentes estadios del desarrollo vital, favoreciendo una auténtica libertad en la madurez psicogenital. Este proceso pasa por un estadio de desorganización caracteroanalítica, resolviendo, sanando y transformando, para finalmente llevar a cabo un nuevo ordenamiento caracterial que supone un nuevo orden en la vida del novicio.

 

Preguntas para el discernimiento

 

  1. ¿Estoy consciente que una formación es distinta que un grado académico?

  2. ¿Que la formación no otorga ningún grado académico y que supone por lo menos cuatro años de dedicación, compromiso e inversión económica?

  3. ¿Que una formación supone un rito de iniciación a una tradición y la incorporación a una comunidad?

  4. ¿Tengo el deseo así como las posibilidades económicas y temporales para formarme como Analista Reichiano y ser parte de la comunidad de AlterSoma?

 

Si tus respuestas son afirmativas en las cuatro preguntas entonces esta Formación es para ti. Si tienes dudas puedes consultar con el Director de la Formación.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload