Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Acompañar procesos psicocorporales

February 2, 2016

 

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

Director de AlterSoma

 

La vía energética

 

Un proceso es la sumatoria de tiempo más movimiento, por lo tanto el proceso tiene que ver con movimiento, camino o vía. Los procesos tienen etapas y faces, y como todo camino o vía, éste también tiene un fin o destino. Desde esta perspectiva es más fácil comprender el concepto de acompañamiento, pues hace referencia a un compañero de viaje, quizás un amigo, a veces un guía, otras un líder que dirige impulsa y dirige hacia una meta.

 

Cuando hablamos de procesos psicocorporales hablamos de procesos energéticos en nuestro cuerpo, por eso es más preciso hablar de bioenergía. La bioenergía de nuestro organismo tiende a transformarse a través de un proceso denominado metabolismo, el cual es sobre todo un proceso económico, pues a través de él es como podemos intercambiar con el medio ambiente materia y energía, esto es, fuentes de proteína para nuestro cerebro. Los procesos bioenergéticos son procesos de metabolización que transforman las fuentes externas de energía en el combustible vital para nuestro organismo.

 

Todos nuestras cualidades humanas, tales como la cognición, las emociones, el movimiento, la conciencia, entre otras, son producidas por la actividad mental de nuestro cerebro, y tienen como unidad de producción la sinapsis neuronal, espacio donde se lleva a cabo el gran laboratorio bioquímico de la conciencia humana por causa de un complejo de reacciones químicas suscitadas por los neurotransmisores y neuromoduladores, autores de nuestras motivaciones, emociones, memoria, lenguaje, deseos, ilusiones, proyectos, conciencia, así como de todos aquellos comportamientos complejos, tales como danzar, jugar, cooperar, agredir, conversar, socializar, aprender, enamorarse, trabajar, conocer, etc.

 

Una definición de procesos psicocorporales

 

El objeto de intervención de los procesos psicocorporales es la conducta del organismo, no sólo en su dimensión comportamental, sino motivacional, emocional, cognitiva, neurovegetativa, muscular, vincular, social, cultural, económica, política e ideológica. Esto se pone de manifiesto de forma muy particular cuando alguno de estos procesos bioenergéticos se ve bloqueado por las amenazas externas, por ejemplo, conflictos, traumas y duelos. Es frente a los bloqueos bioenergéticos generados por los conflictos, los traumas o los duelos, donde se puede llevar a cabo un acompañamiento para facilitar el desbloqueo de los procesos psicocorporales. Dicho desbloqueo puede llevarse a cabo a través de técnicas orientadas a resolver y transformar.

 

En este punto ya es posible entender que significa acompañar procesos psicocorporales:

 

Es un método que utiliza de forma sistemática e integrativa una serie de técnicas, procedimientos y disciplinas psicocorporales para el acompañamiento de personas, grupos y organizaciones que facilita la resolución y transformación de los bloqueos bioenergéticos debido a descompensaciones causadas por conflictos, traumas y duelos inconclusos. Posibilitando con esto la sanación y rehabilitación de su naturaleza primal, generando un posicionamiento ético con respecto al cuerpo que le permita a las personas conectarse con su propia naturaleza energética, reparar y equilibrar las descompensaciones bioenergéticas, organizar los afectos y madurar el carácter.

 

Integración de procesos psicocorporales

 

Esta definición nos permite tener más claridad con respecto a lo que significa acompañar procesos psicocorporales, pero ¿cómo se hace? Un aspecto fundamental de quién acompaña es la versatilidad con la que cuenta para integrar diferentes técnicas y disciplinas corporales. En este espectro podemos mencionar el Hata Yoga, la atención plena, la meditación Zen, el masaje Tai, el Jin Shin Jyutsu, el Tui Nua, el Tai Chi, así como otras prácticas derivadas del Zen, el Tao y el Tantra.

 

El acompañante de procesos psicocorporales también integra otras técnicas occidentales tales como el masaje metamórfico, la integración corporal, el enfoque corporal, la respiración de los cinco diafragmas, los temblores neurogénicos, la comunicación noviolenta, la resolución de conflictos, los desbloqueos segmentarios, la ensoñación corporal, entre otros.

 

Quién acompaña procesos psicocorporales debe contar con un marco teórico y metodológico que le permita contar con criterios de discernimiento sobre el tipo de técnica que se puede aplicar para cada persona, grupo u organización. En nuestra Escuela contamos con protocolos especializados que organizan y estructuran los procedimientos atendiendo a las distintas circunstancias.

 

Un posicionamiento ético-político

 

Aunque la psicoterapia corporal forma parte de los procesos psicocorporales, el acompañamiento prioriza la prevención frente a la psicopatología, lo grupal frente a lo individual, los educativo frente a lo clínico, el bienestar frente al sufrimiento. El acompañamiento de procesos psicocorporales incorpora una perspectiva de prevención psicosocial en los diferentes ámbitos sociales, pudiendo aplicarse prácticamente en cualquier espacio-tiempo donde existan cuerpos emocionales. En este sentido se trata de una metodología universal.

 

Uno de los primeros autores que puso énfasis en la prevención psicosocial fue Wilhelm Reich, quién llevo a cabo una transformación personal desde el psicoanálisis hasta la biología, y desde lo clínico hasta lo preventivo. Uno de sus principales planteamientos psicosociales consiste en prevenir la formación de las corazas musculares y caracteriales en los niños y niñas recién nacidas. Siguiendo esta lógica, su hija Eva Reich, desarrollo un trabajo de Vegetoterapia Suave o Bioenergética Suave para trabajar con bebes prematuros, entendiendo como otros la importancia del apego materno y el nacimiento noviolento, prolegómenos de una nueva humanidad.

 

Desde una perspectiva reichiana la prevención psicosocial no es solamente una intervención técnica, sino una apuesta ético-política sobre el presente y el futuro de nuestra especie y de su inherente humanidad mamífera. Por eso el acompañamiento de procesos psicocorporales es sobre todo un posicionamiento ético, una forma de ser y estar en el mundo. A esto le llamamos una ética somática, un estilo de vida filosófico que nos permite vivir de acuerdo a nuestra propia naturaleza primal.

 

La identidad reichiana acompaña a quienes facilitan procesos psicocorporales, dotando su práctica de un contenido ético-político que busca transformar las estructuras patriarcales que producen víctimas y sufrimiento en el mundo. Y sin embargo, la causa de quienes nos asumimos reichianos es sobre todo los niños y las niñas, el trabajo preventivo que posibilita el nacimiento de una humanidad primitivamente nueva.

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload