Suscríbete para Obtener Actualizaciones

Cocinar el cuerpo acorazado

 

Cocinar el cuerpo acorazado

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

 

Los organismos vivos tienden a expandirse y acercarse ante un estímulo placentero, mientras que la retracción y el alejamiento son respuestas biológicas frente al dolor o displacer. Nuestro organismo, desde su nacimiento, se ve expuesto a amenazas a la vida y la integridad, pero la amenaza emocionalmente debilitante consiste en la amenaza de retirar el amor por parte de los cuidadores, lo cual puede expresarse como rechazo, abandono, traición, humillación o frustración.

 

Nuestro cuerpo empezará a acorazarse, esto es, a defenderse desde una etapa muy temprana, y dependiendo del ambiente donde se crezca ésta coraza podrá ser dura, rígida e inflexible, o suave y flexible. El adulto acorazado trae consigo las frustraciones infantiles de amenaza de la retirada de amor, lo cual se expresa en patrones somáticos que pueden ser observables y palpables, y con suficiente pericia también pueden reconocerse en la experiencia del propio cuerpo.

 

Ya sea un acorazamiento esquizoide, oral, narcisista, masoquista o edípico, de acuerdo a la nosografía neo-reichiana, el cuerpo contará con su propia economía energética, la cual se expresara en formas particulares de pensar, sentir, actuar y relacionarse. La labor psicoterapéutica en su vertiente neo-reichiana consiste básicamente en llevar a cabo una serie de procedimientos manuales de manipulación de lo que se denomina como corazas caracteromusculares.

 

El masaje neo-reichiano es el método adecuado para acceder a esas corazas sin que esto suponga una revictimización regresiva del paciente. Para esto será necesario no tratar de penetrar en una coraza cruda. La labor del masaje consiste precisamente en ablandar la carne impregnada por las alteraciones libidinales; cuerpo sintomático de una neurosis o de una psicosis. El cuerpo será cocinado a fuego lento a través de la manipulación manual de los músculos, los tendones, el tejido adiposo, las vísceras, el tejido conjuntivo, las fascias, la aponeurosis, etc.

 

La cocina neo-reichiana pone a disposición de la coraza cruda y de su síntoma, un proceso suculento de ablandamiento a fuego lento, sazonando de forma reiterada a través de presiones, movimientos, amasamiento, caricias, ajustes, etc. La cocina neo-reichiana se prepara para el proceso del cocinado, un psicoterapeuta que cocina, un paciente que es cocinado. La receta depende del cuerpo a tratar: muy cocido, medio cocido, casi crudo.

 

La experiencia de ser cocinado en la camilla neo-reichiana es una mezcla de placer y dolor, un tipo de goce, diría Lacan. La experiencia de ser cocinado permite un proceso de cocción desde el interior que se despliega hacia el exterior, una transformación que pasa por el fuego del trabajo de manipulación manual sobre las defensas caracteromuscuales. Esta cocción permite el ablandamiento, pero también la extracción del jugo, esto es, desbloquea el flujo de energía en el cuerpo.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload