Suscríbete para Obtener Actualizaciones

La fascia y la coraza caracteromuscular

 

La fascia y la coraza caracteromuscular

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

 

Actualmente sabemos que la red de fascias es un sistema inteligente, ya que ellas se encuentran compuestas por una gran cantidad de sensoreceptores que bien merece el título de nuestro “sexto sentido”. Las fascias explicarían lo que Freud denomino como el Yo-corporal, un Yo inscrito la gran red de fascias, gracias a lo cual podemos construir un Yo producto de la propiocepción, esto es, de la capacidad para percibir sensorialmente nuestro entorno y podernos diferenciar de el.

 

Las fascias determinan límites externos y límite internos, despliegan defensas contra amenazas externas e internas, llevando a cabo la contractura muscular. El Yo-cuerpo es en realidad un Yo-fascial, lugar donde también van a residir las defensas psíquicas. El Yo-fascial apoya las defensas psíquicas con patrones de tensión muscular que cumplen idéntica función que las defensas psíquicas. Las fascias se movilizan de acuerdo a una serie de pautas de patrones aprendidos, los cuales son activados por respuestas emocionales. Aquí podemos observar la conexión entre emoción y fascia, y no solamente eso, sino que la emoción es una cualidad de la fascia. Es así como podemos afirmar que la fascia es fundamentalmente emocional, y que de hecho en ella reside la primera respuesta emocional del organismo.

 

El miedo, el enojo, la lucha y la huida, la parálisis, la sorpresa y la felicidad, son emociones fasciales que llevan información al cerebro a través de la médula espinal, esto es, las emociones de nuestro cerebro límbico son inducidas por las emociones fasciales por vía sensitiva. Las fascias tienen memoria gracias a lo cual es posible el aprendizaje neuromuscular. La activación constante de ciertos pasajes neuromusculares-fasciales se integrarán como patrones emocionales que generarán una tensión emocional-fascial-muscular. La tensión de la fascia derivada de estos patrones de pasaje neuromuscular frente a determinados estímulos ambientales o de la propia memoria o imaginación, se erigen como defensas musculares o también denominadas corazas caracteromusculares, debido a que dichos patrones formar parte de una organización caracterial más amplia.

 

Podemos aventurar que la coraza caracteromuscular no se encuentra propiamente en los músculos, sino en las fascias. Es el sistema de fascias el que va a organizar transversalmente una memoria, lo que un músculo localizado no podría hacer. La red de fascias comprometidas en los patrones de defensa son puestos a disposición de las defensas psíquicas del Yo, ya sean conscientes o inconscientes. La dimensión inconsciente del Yo-corporal es fundamentalmente vegetativo, esto es, automático, de tal forma que la fascia puede desplegar los patrones de defensa de una forma inconsciente.

 

La red de fascias también acumular energía, la cual puede ser utilizada para llevar acciones rápidas, pero de igual forma la red de fascias traen y llevan información a lo largo de todo el cuerpo, por eso decimos que es un sistema inteligente, también denominado como “inteligencia corporal”. El ejercicio, la alimentación y el equilibrio emocional van a ser determinantes en la salud de las fascias, sin los cuales las fascias se deteriorar generando acortamiento, tensión, inflexibilidad, inflamación y dolor en el cuerpo. Esta situación también repercutirá de forma sistémica en nuestro sistema límbico y en la representación del sí-mismo en los lóbulos pre-frontales. Por tal motivo consideramos que el Masaje Neo-Reichiano que utilizamos en la Psicoterapia Corporal debe de acompañarse de una labor de rehabilitación de la fascia, una Rehabilitación Psicocorporal.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload