Suscríbete para Obtener Actualizaciones

La recapitulación sexoenergética

 

La recapitulación sexoenergética

Por Miguel Ángel Pichardo Reyes

 

El psicólogo social Keneth Gergen planteaba que no solo somos seres relacionales, sino que la relación construye una realidad; nuestra realidad intersubjetiva. Para los Toltecas y el Tantra estas relaciones son fundamentalmente energéticas, y estas dejan una huella en nuestro campo áurico que puede desequilibrarlo o alterarlo, generando fracturas y con ello fugas de energía.

 

Ortega y Gasset planteaba que el ser humano no tiene naturaleza, sino que tiene historia, y esa historia se encuentra en nuestra memoria, no solo individual sino colectiva. Varias tradiciones han planteado la posibilidad de rehabilitar, reconstruir y sanar nuestro campo energético, nuestra energía sexual, nuestra libido, nuestras pulsiones o nuestras memoria biográficas, desde el psicoanálisis hasta el chamanismo, el tantra o el tao, la neurociencia o el misticismo, a este proceso también se le denomina vía purgativa.

 

Mircea Eliade describe el proceso de iniciación chamánica a través de la vía purgativa, el descenso a los infierno, el encuentro con la propia sombra, estadio que también se encuentra presente en el psicoanálisis y en el proceso místico. Osho decía que un occidental no podría sentarse a hacer meditación así nomás, porque seguramente meditaría desde su neurosis, y eso sería un impedimento en su camino de autorrealización. Para eso el discípulo primero tendría que trabajar sus neurosis emocionales a través de un proceso de descarga, catarsis y liberación que lo vaciara, y sólo entonces podría sentarse desde esa vacuidad alcanzada.

 

El neo-tantra occidental sigue la misma premisa de Osho, primero es necesario vaciarse y limpiarse de todo el historial de vinculación sexual para después poder despertar a la shakti kundalini para llevar a caso su ascenso. La recapitulación sexual es la técnica que permite llevar a cabo la vía purgativa de la energía sexual de forma sistemática. Antes y durante el despertar de la energía sexual, pero mucho antes de llevar a cabo el ascenso y la consumación dual, será necesario realizar un arduo y disciplinado trabajo de purga de la energía sexual adulterada.

 

La recapitulación sexoenergética integra técnicas chamánicas toltecas, ejercicios de kung fu sexual taoísta, prácticas de conexión neo-tántricas y posturas de bioenergética. La recapitulación sexual es una práctica sexoenergética, psicocorporal y transpersonal que tiene como fin la depuración de las memorias de vinculación sexual que se han establecido a lo largo de toda la vida. Cada vínculo sexual que establecemos supone una huella energética en nuestro campo, así como la inversión sexoenergética en la otra persona, lo cual supone un proceso de debilitamiento energético. Con el tiempo, cada vínculo sexual establecido se entrelaza hasta producirse un entramado energético que nos sigue consumiendo energía, especialmente a través de duelos de pareja no resueltos, conflictos con ex parejas, temas no superados de anteriores relaciones, fantasías con respecto a parejas pasadas, actualización o sustitución de parejas anteriores por parejas nuevas, experiencias traumáticas con ex parejas como abuso sexual, infidelidad, traición, abandono, rechazo, etc.

 

Todas estas condiciones llevan a que cada persona siga cargando su historial sexual y se convierta en una especie de parásito que chupa la energía, debilitando sexoenergéticamente a las personas. En este sentido la recapitulación es una forma de “recoger” los lazos sexoenergéticos donde hemos invertido y perdido nuestra energía sexual, con la intención de recuperarla y sanarla.

 

Los principios básicos de la recapitulación sexoenergética son:

 

1.    El objetivo de la recapitulación sexoenergética consiste en:

a.    Limpiar la energía sexual.

b.    Purgar las emociones sexuales sofocadas.

c.    Reparar las experiencias sexuales adversas.

d.    Recuperar la inversión sexoenergética.

2.    La reconexión de la conciencia con el cuerpo a través del movimiento, la respiración, la postura y el contacto físico.

3.    La reconexión con la realidad emocional del grupo, especialmente a través de la movilización y desbloqueo ocular, la respiración y el arraigo de las plantas de los pies.

4.    La movilización de la energía estancada en los siete segmentos caracteromusculares, a través de movimientos repetitivos, la danza, la conexión y expresión emocional, el esfuerzo muscular y el abandono a las emociones emergentes.

5.    El despertar de la energía sexual a través de la meditación de la órbita microcósmica, la activación del músculo Pubococcígeos (PC), los temblores neurogénicos y la respiración de los centros energéticos.

6.    La inducción al trance bioenergético para procesar memorias sexuales a través de la postura, la respiración, la privación ocular, la activación del músculo PC y la exploración de memorias.

7.    La recapitulación sexual propiamente dicha, donde se alternan el desbloqueo segmentario, la rememoración y el abandono a las emociones, el trance bioenergético, la danza extática y el trabajo gestáltico grupal.

8.    La reparación bioenergética de las heridas sexuales infantiles o actuales a través de ejercicios estructurados de las madres y padres cósmicos.

9.    La recapitulación sexoenergética se puede realizar como una práctica grupal y como una disciplina diaria de trabajo individual. La recapitulación sexoenergética individual supone contar con un espacio adecuado y por lo menos media hora diaria durante por lo menos seis meses.

 

 

Please reload

Featured Posts

November 30, 2017

Please reload

¿Qué es el Masaje Neo-Reichiano?

May 16, 2018

1/10
Please reload

Recent Posts

November 30, 2017

Please reload